Una Joya para cada mujer

Yo creo que no hay mujer que se resista al oro, todas en mayor o menor medida, gustan de lucir una o varias piezas. De hecho, algunas dicen que no sienten que han completado su atuendo, hasta que se colocan sus piezas de oro. Es más, me atrevo a asegurar que alguna de vosotras que estáis leyendo, estáis riendo y confirmando mi afirmación en este momento. pendientes-de-oro-285909
Las mujeres saben que el oro resalta aún más su belleza, su tono de cabello, su cuello, sus manos, su piel, etcétera y por eso gustan de lucir piezas de joyería. Además, las mujeres (al igual que los hombres) saben que una pieza de joyería es duradera y trasciende en el tiempo. Esto también es clave a la hora de elegir una pieza de joyería.

Pero , así como el gusto de las mujeres, el oro también es variado y las piezas a realizar infinitas. Cuando diseño, pienso en cada una de ellas y en su personalidad; hay mujeres reservadas que quieren piezas elegantes pero discretas y hay mujeres más audaces que quieren diseños atrevidos que deslumbre y no pasen desapercibidos. También pienso que , a las mujeres , les gusta combinar su atuendo no solo con formas, sino también con colores, por eso diseño piezas con piedras como esmeraldas, onix o turquesas para que puedan combinar a su gusto.

436023

 

El oro blanco , el preferido de las chicas.
El color del oro también juega un papel muy importante en la elección de las piezas, en alguna oportunidad me interesé en preguntar a mis clientas cual era el color de oro que más les atraía y la respuesta no me sorprendió: De 15 mujeres encuestadas, 8 eligieron el Blanco, 5 el amarillo y 2 el rosa. Los tres oros son de especial valor para las mujeres, como he dicho antes pero el oro de color blanco parece ser una tendencia que reina en los gustos de las chicas, quizás por ser un color que resalta la piel, por que transmite pureza o quizás por su brillo y por su elegancia cuando combina con brillantes.
En esa misma “mini-encuesta” con mis clientas se me ocurrió preguntarles cuál era su pieza más deseada, aquella que no tuvieran pero que deseaban tener; la mayoría coincidió en pulseras y collares a juego o sortijas exclusivas, piezas únicas, diseñadas exclusivamente para ellas.
La pieza soñada.
Algunas se atrevieron a diseñar en su imaginación sortijas con los tres colores en aros entrelazados o brazaletes rígidos de oro amarillo con brillantes , incluso a juego con gargantillas .
En cada una y sus gustos pienso cuando diseño mis piezas. Gracias por cada aportación que hacen a mi trabajo.

TOP